fbpx

Inversión A Prueba De Recesión: Dividendos O No?

Invertir en Dividendos o NO?

Segunda entrada en nuestra serie: Inversión a prueba de Recesión.

Retomando donde quedamos la semana pasada, vimos el concepto básico de la Recesión, causas, consecuencias e incluso tres aprendizajes principales ilustrados. Y, en líneas generales, abordamos brevemente el tema de como nuestro modelo de negocio ayuda a nuestros Filantroinversores (FI) a atravesar este escenario generando flujo de caja en un momento económico donde este escasea, convirtiendo a nuestro programa en un producto codiciado.

Esta semana dejamos a un lado las generalidades y nos concentramos en nuestra primera comparación con otro modelo fuerte de inversión: Acciones de Dividendos.

“El pago por parte de una corporación de un dividendo en forma de acciones, generalmente de sus propias acciones, sin cambio en el valor nominal.”

Diccionario Merriam-Webster.

Por definición, se trata del pago que recibe una persona común que posea acciones en una compañía que pague dividendos, o incluso el dueño de dicha compañía que también pudiendo estructurar que su pago fuese a través de salario o utilidades, escogió los dividendos como opción. Y los tiempos varían según la compañía: Mensuales, trimestrales, cada cuarto, anuales, etc.

Los dividendos no son exclusivos a través de acciones en la bolsa de valores, sino también a través de modelos como los REITS (Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces, con los cuales nos compararemos la próxima semana) y otros, pero en este boletín nos enfocaremos en la bolsa de valores para mantener la simplicidad dentro de esta comparativa.

¿Y qué pasa si reinvertimos nuestras ganancias comprando más acciones de la empresa que las está pagando? ¡Correcto! La próxima vez recibiremos un pago mayor que, de reinvertirse, acabará generando un efecto de bola de nieve. Suena como la inversión ideal, ¿o no?

Tal vez deberíamos tener cuidado de no comprar lo que Thomas Brock de Investopedia.com denomina como el Oro de los Tontos:

“Si bien los altos dividendos tienen un atractivo natural, los inversores deben tener cuidado de no estar comprando oro de tontos. Un inversor debería preguntarse, ¿por qué la rentabilidad por dividendo es tan alta? En algunos casos, una alta rentabilidad por dividendo puede indicar una empresa en apuros. El rendimiento es alto porque las acciones de la empresa han caído en respuesta a problemas financieros. Y es posible que el alto rendimiento no dure mucho más. Una empresa bajo estrés financiero podría reducir o desechar su dividendo en un esfuerzo por conservar efectivo. Esto, a su vez, podría hacer que el precio de las acciones de la compañía bajara aún más.”

¿Prestaste atención a las negrillas en la cita? “Una empresa bajo estrés financiero podría reducir o desechar su dividendo en un esfuerzo por conservar efectivo” lo que se traduce a que cualquier compañía que pague dividendos puede decidir dejar de hacerlo, avisando de un día para otro sin repercusiones legales, puesto a que todo está sujeto a decisiones de su junta directiva y nada más.

De hecho, acá hay una lista de las compañías que suspendieron dichos pagos recientemente:

Fuente: Barrons.com

Además, cuando no se pagan dividendos, históricamente las acciones del inversionista tienden a depreciarse. Cuando la empresa comience a pagar dividendos nuevamente, el flujo de caja también se reducirá.

Hablamos de un modelo que tiene múltiples atractivos, pero que puede suspenderse indefinidamente por una decisión en la que tú, el inversor, no tienes control. Un riesgo que no se debe pasar por alto al utilizar este modelo como vehículo para salir de esta recesión, ya que la inversión no estará protegida.

En comparación, el modelo Equity & Help ofrece los aspectos atractivos de los dividendos: flujo de caja, ingresos recurrentes, gran retorno de la inversión y puedes reinvertir a tu propio ritmo creando una buena columna vertebral para la planificación patrimonial y protección contra recesiones.

Cada FI tendrá la oportunidad de comprar más casas utilizando únicamente los ingresos que le produce su inversión, manteniendo su propiedad sin dejar de lado el hecho de que también generan flujo de caja, que como mencionamos la semana pasada, es un recurso escaso en tiempos de recesión y hace que nuestro programa sea un producto codiciado.

Ya que las casas que vendemos a nuestros FI son compradas a su precio más bajo, no estarás enfrentando depreciación de tu inversión, y además de todo esto, también puedes optar por comprar una garantía para cada una de tus propiedades en un solo pago a un bajo costo, lo que significa que tu inversión estará protegida si algo sale mal. No existe una protección como esta en el mercado de valores o acciones que pagan dividendos.

El FI no depende de la situación financiera de Equity & Help y es notificado en detalle todos los meses sobre el desempeño de sus activos a través de informes. Además, eres libre de liquidar propiedades productivas, vender propiedades vacantes o simplemente terminar tu relación con nosotros y entregar tus viviendas a otra empresa para su administración, o simplemente administrar las propiedades por ti mismo.

A muchos de nuestros Filantroinversores® también les gusta el hecho de que no están comprando un producto bursátil de una empresa, con la esperanza de que todo salga bien y sin recompensa más allá del dinero generado por los dividendos. Con Equity & Help obtienen la satisfacción y realización de ayudar a las familias en tiempos difíciles como una recesión, recuperando el sueño americano de ser dueños de sus casas y estabilizando vecindarios en los Estados Unidos.

Entonces, ¿cuál de los dos te parece que es a prueba de recesión?

¡Nos vemos la próxima semana!

More articles