fbpx

Trilogía de inflación – Parte 3: Bienvenido a las Ligas Mayores

Aquí estamos: Al final de la serie. 

Dijimos que sería una trilogía, donde profundizamos en los conceptos básicos en la primera parte, y de allí pasamos a entender mejor El Costo del Dinero en la segunda entrada, cerrando con la promesa de enseñarte a copiar el modelo de los bancos que juegan a un juego completamente distinto al que juegan sus consumidores finales.

Con la diferencia de que mientras estas entidades inculcan la mentalidad de acumulación que resulta desfavorable para sus clientes, a través de nosotros tienes la forma de proteger a los tuyos: Las familias que compran tus casas.

Puedes revisitar las entradas anteriores, por si deseas refrescar estas ideas antes de continuar:

PARTE 1 – ¿Sobrevivir a la Inflación? ¡Sabemos cómo hacerlo!

PARTE 2 – El Costo del Dinero

Entonces, retomando los aspectos clave de ambas publicaciones podemos determinar que:

  • Los índices de inflación más frecuentes son el índice de precios al consumidor y el índice de precios al por mayor.
  • Es la tasa a la que aumentan los precios de los bienes y servicios.
  • La inflación se puede ver positiva o negativamente según el punto de vista individual y la tasa de cambio.
  • A aquellos con activos tangibles, como propiedades, les puede gustar ver algo de inflación, ya que eso aumenta el valor de sus activos.
  • Los bancos nos han educado con la mentalidad de acumular el dinero, cuando el valor del mismo se encuentra en su circulación.
  • El dinero es infinito pues cada vez que un bien o servicio es intercambiado por el mismo, este es usado de nuevo.
  • Los bancos retienen apenas un 3% de su capital mientras que el 97% restante lo reinvierten a través de préstamos y seguros de vida, generando retornos a través de intereses.

Si deseas salir de esta trampa creada en tu contra y empezar a hacer dinero como un banco, de la manera que lo hizo la familia Rockefeller y todas esas personas que hicieron dinero desde la nada, y te aseguramos que si los estudias, encontrarás que ninguno de ellos ha estado en el negocio de acumular el dinero, incluido Warren Buffet, uno de los inversionistas más grandes del mundo. 

Si estás familiarizado con el modelo de negocio de Equity & Help, sabrás que ofrecemos un retorno de 8 a 12% neto anual, con lo cual ya estaríamos superando el 2% de inflación anual oficial, aunque como mencionamos en la primera parte de esta serie: “Tanto los expertos como cualquier persona con cualquier tipo de educación financiera sabe que la verdadera inflación es del doble de ese número anunciado”. Que igual queda superado con nuestro promedio.

En el caso de los bancos y sus préstamos fraccionales, para prestarte $200.000 solo deben tener $2.000 reales, ya que el restante lo provee el Banco Central/Reserva Federal por lo cual no les afecta si el porcentaje de inflación se encuentra en 2, 3 o hasta 15%, pues a ellos se lo dan por mucho menos. 

Para simplificarlo, es flujo de caja generando más flujo de caja,. Así que no importa realmente si hay inflación o no, (siempre que no sea mayor al porcentaje de interés de los préstamos que otorgan) un banco jamás dejará de emitir préstamos porque el dinero sólo tiene valor mientras está en movimiento.

 

El flujo de caja es el rey, y es lo que obtienes con nuestro sistema.

 

(Si este es tu primer acercamiento con nuestro modelo, puedes ver nuestro video explicativo de 3 minutos, o agendar una llamada de descubrimiento si deseas una presentación más detallada) 

 

En el caso de E&H, el Filantroinversor (FI) es dueño de la propiedad que produce retornos mensuales, gracias al préstamo con el que se les vende a las familias. No hay un dinero prestado al FI al cual deba sacarle una diferencia de interés para obtener retornos, significando que es una inversión con un 100% de ganancia. 

“¿Con qué interés vende el FI sus propiedades a las familias?” 12% del valor de la casa.

“¿Y por qué las familias optarán a comprar al FI con ese porcentaje de interés cuando un banco puede darles una hipoteca por mucho menos?” 

Recuerda que estamos hablando de familias cuyo récord crediticio no les permite calificar para hipotecas tradicionales o préstamos de esta magnitud, y que por “alto” que parezca, en realidad les permite pagar en cuotas mensuales que cuestan aproximadamente la mitad de lo que les costaría rentar otra vivienda, sabiendo que de mantenerse al día con sus pagos, serán dueños de estas casas financiadas por el FI al finalizar el programa, en 20 años.

Sin contar los diversos beneficios que reciben a través de nuestra gestión, ayudándoles a obtener ayudas gubernamentales o mejorar sus índices crediticios ya que reportamos cada uno de sus pagos a las oficinas de crédito, mensualmente.

Y ya sea porque desean protegerse contra la inflación, (o porque una vez probado nuestro modelo se encariñan con el mismo y sus resultados), y el impacto que este genera en las comunidades, la gran mayoría de nuestros Filantroinversores decide reinvertir su dinero con nosotros. 

En promedio, al cabo de 7 años cada FI  duplica su inversion, ya que recibe lo que pagó por cada casa, mientras posee control de la misma. Y en un programa estructurado a 20 años, significa que los 13 años restantes son de ganancias. Y al trabajar inicialmente con un mínimo de 3 propiedades (aunque el promedio histórico de nuestros FI ha dictado de 4 a 5 casas), en 3 años estaría produciendo el capital suficiente para reinvertir en una nueva propiedad, lo que significa que es dinero actual, invertido a su valor actual, circulando nuevamente para permitirle ampliar su portafolio y eventualmente reducir el tiempo de espera para la siguiente reinversión, si decide comprometerse con este ciclo, el cual funciona como interes compuesto el cual historicamente es la mejor inversion. 

O retirarlo, si así lo prefiere. A final de cuentas es su dinero.

Podrías decir: “Entonces, lo que me estás diciendo es que mi dinero solo tendrá valor mientras no esté en mi bolsillo” y te responderemos que, nuevamente, estudies a los bancos. Reinvierten aproximadamente 97% de su capital, pero no todo. Hay ciertas compras y gastos de vida de los que no puedes desprenderte, naturalmente. 

Y mientras recibes este flujo de caja, obtienes una capa de protección adicional para otro tipo de situación adversa al que le dedicamos una serie entera de 5 partes: Recesión. De la cual nos citaremos a nosotros mismos:

“Para el inversionista, nuestra inversión proporciona flujo de efectivo, y en un mercado que baja cuando el efectivo escasea, nuestro programa se convierte en un producto codiciado.”

Es así como te ayudamos a ti, el inversionista, a romper la rueda y salir del engañoso juego de la acumulación para empezar a hacer dinero como un banco, todo esto mientras ayudas a familias a recuperar el sueño americano de tener vivienda propia. A ser el protagonista de tu propia historia en lugar del dragón que duerme sobre su riqueza, creyendo que tendrá el mismo valor en el futuro.

 

¡Nos vemos la próxima semana!

More articles